LUDA PartnersNoticias

La digitalización, clave para el posicionamiento online combatiendo el desabastecimiento de medicamentos en la farmacia española

19 de octubre de 2021noviembre 11th, 2021No Comments
image_pdf

Durante el pasado año y medio, el sector farmacéutico español demostró su alto valor para la sociedad, gracias a su firme respuesta frente a la pandemia, a la atención ofrecida a los usuarios y, en definitiva, a su compromiso con la sociedad española. Una labor que no habría sido posible si no fuera por la importante cobertura territorial del sector en España y la capacidad asistencial de las farmacias que, entre otras cosas, y según datos del Ministerio de Sanidad, ha hecho que el 60% de los españoles haya mejorado la imagen y la percepción que tienen del sector, gracias a la labor desempeñada por estos profesionales a lo largo de la crisis sanitaria.

Digitalización de farmacia

Pero, además, tras un año y medio de pandemia muchas son las lecciones aprendidas durante este tiempo. Una de ellas es que ha quedado patente cómo la digitalización del sector sanitario es clave para otorgar al paciente la respuesta más rápida, cómoda y eficaz a sus necesidades. Por este motivo, los agentes del sector, entre ellos las farmacias comunitarias y hospitalarias, han puesto su foco en digitalizar sus servicios, convirtiendo el papel de la tecnología en un elemento esencial y conectado a la Sanidad y las farmacias con los pacientes en los momentos críticos, apoyándose en las más de 22.000 farmacias de nuestro país. No obstante, aunque la adaptación ha sido un éxito, se ha evidenciado la urgente necesidad de impulsar una digitalización global del sector, ya que la realidad es que las farmacias que afrontaron mejor la crisis fueron las que ya habían comenzado a avanzar en este proceso, las demás no se deben quedar atrás. De hecho, se considera que el nivel de digitalización de estos negocios es bajo ya que solo un 23% de las farmacias españolas están digitalizadas parcialmente.

Este dato es especialmente relevante porque no hay que olvidar que las farmacias desarrollan un papel esencial en el acercamiento de la salud al ciudadano junto con los demás servicios y profesionales sanitarios. Este hecho se consolidará en el futuro, pero su eficiencia dependerá de la capacidad de integración de los sistemas digitales entre los diferentes agentes generando así flujos de información ágiles y seguros, que permitan a todos los involucrados conocer más y mejor a sus pacientes en todo momento, y ofrecer mejores y nuevos servicios. Es necesaria la digitalización para conceder una experiencia única a los pacientes y que no necesiten salir de nuestro canal para poder encontrarla.

No obstante, los avances en tecnología y digitalización no han subsanado un problema real y muy perjudicial para los pacientes, que es el desabastecimiento de medicamentos y que suele aparecer por diversos factores; las farmacias (y aquí radica nuestra fuerza) no podemos -ni debemos- olvidar nuestra esencia de servicio a la comunidad, pivotando entre lo esencialmente empresarial y lo meramente asistencial, una dualidad, que solo quienes llevamos tiempo en el sector conocemos en su verdadero alcance. Entre los puntos que provocan desabastecimiento de manera más común destacan: las dificultades en el proceso de producción del medicamento, ya sea por falta de abastecimiento en las materias primas necesarias para la producción del medicamento que al estar globalizadas se hacen más patentes en aquellos países en los que las políticas administrativas solo pivotan en torno a la fijación permanente de precios a la baja, alertas sanitarias que, por problemas de calidad y seguridad con alguno de los componentes o con el producto final intervienen la puesta a disposición al paciente; un crecimiento imprevisto en la demanda; problemas por la aplicación de las normas, etc. Esta problemática no es específica de un momento concreto, pero sí que puede afectar a cualquier medicamento, y más aún, en una economía globalizada, en los sistemas como el español, puede que sean más susceptibles que otros entornos al desabastecimiento.

Digitalización de farmacia

En algunos casos, este desabastecimiento se suele solventar con fármacos sustitutivos que pueden tener la misma indicación que el prescrito aunque suponga un coste mayor al paciente o no sea el más adecuado para este. Pone especialmente en peligro la salud de los pacientes cuando este fármaco alternativo no llega a tiempo o simplemente no existe, generando un problema añadido al sistema sanitario cuando se requiere una nueva prescripción. Esto perjudica a los pacientes porque no pueden hacer uso de su medicamento en el momento que debe, por lo que la eficacia del tratamiento disminuye y su salud empeora. En lo que concierne a las farmacias, se imposibilita que den el servicio adecuado y por lo tanto pierden eficiencia en sus ventas al no dispensar el producto.

Minimizar la problemática del desabastecimiento mediante la transformación digital

La tecnología puede ayudar, y a veces es la única vía, para solucionar este problema. Un claro ejemplo es la propuesta realizada por LUDA Partners, que ha creado una herramienta que va más allá del diagnóstico de la escasez de medicamentos. LUDA Partners nace con el objetivo de luchar contra este desabastecimiento a iniciativa de la principal asociación de farmacéuticos comunitarios de España Fefe – Adefarma y trata de minimizar esta problemática, convirtiendo un punto de crisis en punto de palanca para que las farmacias crezcan. Por tanto, y esto es muy importante, ha sido creada por farmacéuticos para farmacéuticos y pacientes. Esta solución conecta los sistemas de gestión de las farmacias, cualesquiera que sean, para localizar en la farmacia más cercana no solo un medicamento calificado como desabastecido, sino también cualquier producto de parafarmacia que el paciente necesita y no puede esperar a que se lo encargamos, impidiendo que salga del canal farmacia para satisfacer su demanda que ahora es la inmediatez y la excelencia en el servicio, eliminando tiempos de espera, frustración en el paciente, pérdida de efectividad por disminución de la adherencia y mejorando los tiempos de dispensación del medicamento por parte de las farmacias.

La farmacia encuentra y reserva en el acto el medicamento o producto de parafarmacia que el paciente necesita, para alivio de este. Luda Partners termina con el peregrinaje del paciente de farmacia en farmacia. Sin necesidad de más intervención, inversión en equipos, aprendizaje o pago de comisiones. Es rápido, seguro y muy eficaz. Todo ello, además, ayudando a los pacientes a localizar de manera inmediata medicamentos desabastecidos, medicamentos urgentes que no da tiempo a encargar o productos de parafarmacia; esta farmacia es la que logra ganar su confianza y por lo tanto, fidelizar al paciente ya que es la que ha sido capaz de encontrar una solución eficiente a una verdadera problemática de salud.

La farmacia que tiene el producto aumenta su facturación, porque dispensa un producto, y elimina costes, porque el producto que se dispensa a veces tiene muy baja rotación y hubiera caducado. Podemos opinar que se cae en el círculo vicioso del paciente caprichoso que lo quiere de manera inmediata porque sí, pero esto deja de ser opinable cuando estamos ante pacientes dependientes que simplemente no pueden desplazarse en la búsqueda de medicamentos o suplementos.

Digitalización de farmacia

En este sentido, LUDA Partners también tiene como objetivo fortalecer el sistema farmacéutico acompañándolo en su proceso de transformación digital, apoyando el modelo actual formado por farmacias físicas, libres e independientes y que quieren seguir siéndolo. Sin duda, el valor diferencial de LUDA Partners es su capacidad para conectar los sistemas de gestión de las farmacias, ya que entre ellas no están interconectadas entre sí, por eso desde LUDA Partners se trabaja para que las 22.000 farmacias españolas se conviertan en una red neuronal, porque unidas son más fuertes y pueden competir con cualquier actor. Por supuesto, sin olvidar que el binomio farmacéutico-paciente está y estará siempre en el centro, es por esto por lo que el farmacéutico comunitario tiene el control de esta red. LUDA Partners está auditada por Fefe-Adefarma, porque la vocación de LUDA Partners es asistencial, sin olvidar la perspectiva sostenible que hace que suponga un retorno directo e indirecto para las farmacias.

En definitiva, aunque el sector ha demostrado una capacidad extraordinaria de adaptación y ha puesto todos sus recursos a disposición de la sociedad con una gran agilidad, durante este último año y medio, la realidad es que aún queda trabajo por hacer y solo estamos al principio del cambio. La farmacia ha de trabajar en prepararse para abordar los próximos retos y continuar ofreciendo la mejor asistencia, rapidez y eficacia a los pacientes españoles, de lo contrario, en lugar de buscar crecer buscará subsistir y ese será el fin del modelo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies